Compite Contigo

El concepto que tenemos de competir hace que la mayoría de competidores se sientan frustrados, sufran, abandonen, busquen revanchas…

Todo eso sucede cuando competimos contra los demás y juzgamos nuestra posición respecto a otros. Dejamos entonces en el olvido el verdadero triunfo, el que hemos realizado sobre nosotros mismos.

Siempre habrá “mejores” y “peores”, pero solo el que se supera a sí mismo cada día triunfa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *