El Silencio y el Ruido

Cuando estamos en Silencio y meditamos, reflexionamos, imaginamos,… hacemos un lejano viaje hacia nuestro interior descubriendo en ocasiones paisajes únicos y desconocidos. En esos momentos la “realidad” que vivimos se desvanece y deja de existir.

Curiosamente el Ruido hace lo contrario. Nos conecta a nuestro día a día. Nos hacen tomar conciencia del mundo exterior que estamos acostumbrados a percibir y hasta nos hacen sentir más seguros, por eso hay personas que no soportan la soledad o el silencio.

Ni todo es Silencio ni todo Ruido, pienso que un poco de cada uno nos harán tener un presente más equilibrado, no olvidemos que sin uno no existiría el otro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *