El Sol y tú Brilláis Siempre

Todos sabemos que cuando anochece parece que el sol deja de brillar, y aunque somos conscientes de que es el giro de la tierra el que hace que dejemos de verlo tenemos la sensación que en la noche ha dejado de brillar.

Contigo pasa igual, puedes pasar por momentos difíciles en la vida, duros, complicados de superar, verte atascado en situaciones que no acabas de comprender, rachas negativas,… todo esto hace que te sientas en una oscuridad en la que no ves la luz por ningún lado.

Pero al igual que el sol, sigues brillando. En tu interior está toda tu magia que te permitirá transformar todo. Mira hacia tu interior, conecta contigo y deja salir toda tu luz, ¡¡¡BRILLA!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *