98. Leyenda “La botella”

Muy buenos días con Energía Positiva.

El podcast que cada mañana te trae el lado amable de la vida a través de reflexiones, historias de superación, experiencias, leyendas, entrevistas y por supuesto ¡BUENAS NOTICIAS! Porque las hay y aquí vas a poder escucharlas CADA DÍA.

Miércoles 23 de Mayo, Episodio nº 88 titulado “La botella”

Hacía mucho calor, aquel hombre caminaba hacía horas a través del desierto, sus fuerzas flaqueaban, su cabeza estaba aturdida y el agotamiento era casi insoportable.

No tenía ni alimentos ni agua para reponer su desgastado estado físico y mental. Justo entonces pudo ver lo que parecía una bomba de agua, dudó si era un espejismo pero se acercó y así era.

Era vieja y estaba completamente oxidada, comenzó a bombear con la esperanza de poder beber aunque fuese una gota de agua, pero aparte del ruido similar a unos chillidos que hacía aquella bomba no salía nada de agua.

Desolado se dejó caer al suelo y vio una botella de cristal muy sucia pero completamente llena de agua. Entusiasmado la fue a abrir pero vio un mensaje en el exterior que le paralizó.

“Amigo, usted necesita primero llenar la bomba de agua con el agua de esta botella para que comience a funcionar de nuevo, y llenarla antes de marcharse”.

Aquel dilema le hizo despejar toda su mente y concentrarse de la mejor manera para tomar la decisión correcta.

¿Qué debía hacer? ¿Beber el agua de aquella botella suficiente para saciar su sed y seguir el camino o arriesgarse a derrochar toda el agua sobre aquella vieja y oxidada bomba?

¿Y si derramaba toda el agua y la bomba no funcionaba?

Al final tomó la decisión de echar el agua de la botella en la bomba por completo. Agarró la manivela y comenzó a bombear. La bomba continuaba con sus fuertes ruidos hasta que de pronto un fino hilo de agua comenzó a salir cada vez de manera más abundante.

El agua era fresca y cristalina, el hombre sonreía satisfecho de la decisión que había tomado.

Bebió y bebió hasta saciar su sed, y volvió a llenar la botella tal y como sugería el mensaje que contenía.

Además después de su experiencia se permitió añadir otra frase más que fuese útil al siguiente viajero que por allí pasase: “Créame que funciona, usted debe dar toda el agua, antes de obtenerla nuevamente”.

Te recuerdo que puedes contactarme a través de mi web:

ALVAROROA.ES

Suscribirte y valorarme iTunes, Youtube, iVoox, Stitcher, Spreaker

Y como siempre gracias por estar ahí, por acompañarme al otro lado.

Deseo que cada día de lunes a viernes cada episodio te aporte un granito para mejorar tu vida.

Disfruta, sé amable con los demás y SONRIE…. Que tengas una ¡FELIZ DÍA!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *