Formarse

Alvaro Roa

A medida que uno va creciendo va dándose cuenta de que la formación tiene mucha más importancia de la que uno le da cuando está escolarizado.

Al menos a mi me sucede así. Formarse es maravilloso.

La formación te permite dar un salto a otro escalón en tu vida, y con formación no me refiero solo a estudios reglados.

Leer, por ejemplo también es formarse.

Cuando uno acude a recibir formación sobre algo, está declarando sin decirlo que tiene la suficiente humildad como para reconocer que hay cosas de las que no solo no sabe, sino que está dispuesto a que otros le enseñen.

Peligroso es creer que uno lo sabe todo, mucho más aún lo es actuar como si así fuese. Pues según pasen los años esa máscara se resquebrajará.

Particularmente pienso y la experiencia así me lo dice, que es muy interesante acudir a formaciones de las que uno no tenga absolutamente ni idea.

Sentirte novato, torpe o inútil para algo es muy enriquecedor.

Pues te da una visión más amplia de la vida y aunque puedas ser un experto en algo, habrás podido comprobar que hay cosas en las que no sabes nada.

Esta sensación además, te será muy útil cuando contrates servicios de otros profesionales, o cuando una persona en prácticas te atienda.

Tendrás mucha más paciencia, comprensión y empatía con estas personas pues sabrás que al principio a todos nos cuesta aprender y hacernos con el control.

Hoy en día la oferta es muy amplia en cuanto a formación no reglada, y uno puede acudir a aprender muchas cosas, algunas donde ya el mismo nombre del taller es casi tan impronunciable como recomendable.

Lo positivo de todas estas formaciones, es que te interesasen de antes o no, la verdad es que de todas sales fortalecido, con más conocimiento, más seguridad y sensaciones de que tienes capacidad para hacer otras cosas distintas a las que haces en tu día a día.

Uno puede ser un perfecto experto en un área a base de repetición, pero el mundo es mucho más que eso.

Sea formación reglada o no, leer, estudiar o aprender idiomas… hazlo tu mente y cuerpo te lo agradecerán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *